NOTICIA Omron presenta Omron HeartGuide, un smartwatch que mide la presión arterial

17 Jul 2013
474
325
www.swmania.com
#1
omron-healthcare-smart-watch-4048-002.jpg
Después de un período de dos años de gestación en el CES, el reloj que mide la presión arterial Omron HeartGuide ya es una realidad. Si pagas 499$ al ordenarlo en pre-venta, obtienes un reloj que es una maravilla de miniaturización: contiene bombas pequeñas y cámaras de aire que realizan el mismo tipo de prueba de presión arterial que se realiza normalmente en una clínica con equipos mucho más grandes.
Dado que utiliza la misma técnica que el equipo clínico, la FDA acaba de aprobar este reloj. A diferencia de una gran cantidad de proyectos de Kickstarter, proviene del mayor fabricante masivo de máquinas de presión arterial, por lo que no tenemos duda de que se convertirá en una realidad.

Revisar tu presión arterial de esta manera ya aceptada con un wearable puede parecerte un poco inútil, pero las lecturas frecuentes que este dispositivo hace probablemente te ofrecerán tres ventajas potencialmente transformadoras: detectar una condición que generalmente acecha en silencio, detectar si tienes presión arterial alta que no fue reportada en el consultorio del médico y detectar si sólo tienes presión arterial alta cuando estás en el consultorio del médico. Estos tres escenarios son parte de la naturaleza astuta de la hipertensión y son difíciles de registrar en un chequeo anual.
heartguide-both.jpg
Este reloj Omron HeartGuide es un reloj inteligente ligeramente grueso que contiene bombas y sensores de presión para tomar la presión arterial de la misma manera que lo han hecho las clínicas y los hospitales durante 140 años.
El reloj carga de forma inalámbrica sus lecturas en una app llamada HeartAdvisor y ese historial los puedes compartir con tu médico mediante la exportación automática en formato PDF o se puede transferir a la nueva bóveda de registros de salud de Apple en iOS. Más adelante, Omron dice que la app probablemente se conectará a Samsung, Google, Walgreen y otras plataformas de datos de salud.
Una actualización posterior de la app también permitirá a HeartGuide realizar una lectura de la presión arterial en un horario específico o tomar una mientras duermes, lo que puede significa otra forma resbaladiza de ocultarse de la hipertensión.
 
12 Oct 2016
2.090
1.105
SWatch
Amazfit bip
#2
Gracias por compartir @sofort
Casi 500$ me parece excesivo, esperemos que los datos de presión arterial sean exactos...
 

OWL

Moderador
24 May 2015
1.216
762
las Palmas de Gran Canaria
#3
Si tiene bombas de presión probablemente la presión arterial que tome sea correcta dado que esa marca utiliza grados médicos en sus equipos y no algoritmos que se inventan una presión arterial como hemos visto en otros wearables
 
16 Abr 2013
538
280
www.swmania.com
#4
Pues al parecer obtiene unos resultados bastante óptimos, aunque por supuesto, aún nos encontramos en los inicios de este tipo de productos y sabemos que continuarán puliendo su eficiencia.
Aporto este artículo-análisis:

01-omron-heartguide.jpg
El reloj HeartGuide de Omron permite medir la presión arterial en todo lugar.

En medio de una conversación durante la cena, levanto lentamente mi brazo hacia mi pecho. Siento una ligera presión en mi muñeca. Espero un poco, hasta que se detiene. Mi presión arterial no está mal. Tomo un sorbo de mi té helado.
Llevo varias semanas usando en mi muñeca el HeartGuide de Omron. Es el primer reloj para la salud aprobado por la FDA (Dirección de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) que es un verdadero monitor de la presión arterial. Y un adelanto de lo que podría ser la próxima gran frontera para la tecnología de vestir (wearable). Se trata de un dispositivo fascinante y se ha vuelto esencial en mi vida, pero en su versión actual no es la solución para todos aún.
es-ces19-omronheartguide.jpg

Cuando se trata de controlar algún aspecto de mi vida en temas relacionados con la salud, la presión arterial ocupa el primer lugar. He sufrido de hipertensión —presión arterial alta— durante años. Visito a una cardióloga de manera regular. Tomo medicamentos. Uso un tensiómetro casero (o, más bien, debería usarlo) para controlar mi presión. Nada de esto es divertido. La aplicación ECG, que funciona con la cuarta generación del Apple Watch, presentada el año pasado, ayuda a que muchas personas puedan detectar una posible fibrilación arterial, pero no me permite estar al tanto de mi presión arterial.
La medición de la presión arterial no es una tecnología fácil de trasladar a un dispositivo que sea a la vez sencillo y portátil. He probado versiones más pequeñas de los tensiómetros con brazaletes inflables, pero por su tamaño aún es necesario llevarlos en una mochila.
09-omron-heartguide.jpg
Dentro de la correa del reloj hay un grueso brazalete inflable.
Sarah Tew/CNETPresión arterial real
El HeartGuide no cuenta con sensores ópticos novedosos. Su tecnología para medir la presión arterial consiste en una vejiga inflable que hace presión sobre tu muñeca. Obtener una lectura es muy sencillo: basta con presionar el botón superior y luego levantar el reloj hasta el nivel de tu corazón. Cuando la elevación es correcta, el reloj produce un zumbido e inicia la medición, que toma unos 30 segundos. Debes permanecer quieto durante el proceso.
El presidente ejecutivo de Omron, Ranndy Kellogg, dice que el brazalete inflable del HeartGuide tiene capacidad para 30,000 usos. Si lo usara cinco veces al día, eso sería más de 16 años (aunque puede que la batería no dure tanto). Si ocurre algún problema con la tecnología —lo que no ha sido mi caso—, Omron reemplaza el reloj sin costo.
Las lecturas se muestran en la pantalla del reloj, el cual puede almacenar hasta 100 registros a la vez. Aparecen las frecuencias sistólica, diastólica y cardíaca del punto de medición. Cuando empecé a usar el reloj, mis lecturas me parecían bajas, pero las comparé con las del tensiómetro que tengo en casa (también fabricado por Omron) y obtuve resultados similares. Todo bien hasta ahora.

Lecturas en todas partes
De pronto, comencé a controlar mi presión arterial en lugares donde nunca solía hacerlo: en el cine, mientras veía Cómo entrenar a tu dragón con mis hijos. En el centro comercial. Durante el desayuno. En la fila de The Cheesecake Factory, rodeado de niños bulliciosos, en las afueras de Nueva Jersey. Doblo mi brazo hacia mi pecho y lo mantengo inmóvil mientras el brazalete del reloj lentamente hace presión sobre mi muñeca. Hay un zumbido. Reviso mi presión arterial. No hay sorpresas: no es muy buena. Pero el proceso se vuelve adictivo.
Esto también quiere decir que finalmente estoy controlando mi presión arterial, algo que evité hacer en casa durante meses. Puede que este sea el éxito principal de la idea de usar un reloj para la presión arterial: me ayuda a mantenerme informado.
Por el momento, las lecturas son totalmente manuales. Una futura actualización, que está a la espera de aprobación de la FDA, hará lecturas nocturnas mientras la persona duerme. Ello permitirá obtener resultados que ningún dispositivo de presión arterial actual puede realizar, y ayudará a crear conciencia sobre problemas desconocidos mientras se duerme, o los efectos de los medicamentos durante la noche.
08-omron-heartguide.jpg
El brazalete inflable es una parte adicional dentro de la correa del reloj: eso aumenta bastante su volumen en comparación con la mayoría de los relojes inteligentes.
Es grande
Debe quedarte claro que el HeartGuide de Omron no está diseñado para reemplazar a tu reloj inteligente actual. Es grande, pues supera en tamaño incluso a los relojes con GPS más voluminosos que he probado, y es un gigante frente a los relojes inteligentes usuales, como el Apple Watch y el Fitbit Versa. La caja metálica y la pantalla transflectiva, que se mantiene siempre encendida, lo hacen ver como una versión enorme de un reloj para correr de Garmin. Y no tiene pantalla táctil, sólo tres botones laterales que controlan las lecturas de la presión arterial, las estadísticas de salud y el emparejamiento a través de la tecnología Bluetooth. La correa para la muñeca es el componente más voluminoso de todos.

Una gran correa de goma descansa sobre una capa inferior que en realidad es un microbrazalete inflable, y que en lo esencial utiliza la misma tecnología de un brazalete de presión arterial normal. Cuando no está en mi muñeca, su apariencia es muy extraña. El reloj incluye un par de fundas de tela suave que cubren el brazalete interior para darle respirabilidad y para ayudar a mantener el equipo libre de suciedad y sudor. Es un reloj que se siente grueso, y no siempre se desliza fácilmente bajo las mangas de mi camisa. A veces, activo accidentalmente una lectura de presión arterial cuando el botón superior del reloj choca contra la manga de mi chaqueta y siento la presión sobre mi muñeca.
Es un reloj grande para dormir: el grueso brazalete no es muy cómodo. También debo asegurarme de quitármelo antes de tomar una ducha.
Uso el reloj de tamaño mediano, la única versión aprobada por la FDA por el momento. Omron también tiene planeado un modelo de brazalete más pequeño y otro de brazalete más grande, pero ambos necesitan autorizaciones separadas de la FDA debido a los diferentes algoritmos que utilizan para medir la presión arterial. Se espera que el modelo con brazalete más grande sea el próximo en ser lanzado, y la versión con el brazalete más pequeño llegaría a finales de año.
heartadvisor-screenshots.jpg
La aplicación HeartAdvisor de Omron en iOS: permite almacenar las lecturas y brinda información a lo largo del tiempo.
Captura de pantalla por Scott Stein/CNETSincronización con el teléfono
La aplicación Heart Advisor de Omron sincroniza las lecturas, el conteo de pasos y un registro de las horas de sueño, con un servicio en la nube compatible con HIPAA (la Ley de Transferencia y Responsabilidad de Seguro Médico). La aplicación también se sincroniza con Apple Health. El app de Omron es inusual porque su objetivo es proporcionar observaciones sobre el corazón basadas en la presión arterial, una idea bastante ambiciosa para un dispositivo médico. Las primeras observaciones que recibí comenzaron diciéndome que tenía irregularidades en el ritmo cardíaco, algo que ni mi Apple Watch con ECG ni mi cardiólogo habían notado. Recientemente, esta información ha cambiado y ahora dice que "no se han detectado latidos cardíacos irregulares", lo que me hace sentir mucho mejor.
La aplicación HeartAdvisor no es tan fácil de usar como una aplicación de salud regular como Fitbit, pero en realidad lo que pretende ser es un canal para el análisis de la presión arterial basado en una aplicación, no un panel con información completa sobre todo lo demás. Sin embargo, me gustaría ver futuros relojes inteligentes que puedan hacer lecturas de la presión arterial y también incorporar esos datos en otras estadísticas de forma más orgánica.
No es exactamente un reloj inteligente
El HeartGuide funciona con su propio software básico y solo muestra la hora, los pasos, un registro de las horas de sueño (sin un análisis más profundo) y la medición más reciente de la presión arterial. Puede recibir notificaciones de llamadas entrantes y alertas de texto, pero no se puede leer los textos en él. La duración de la batería es de dos a tres días, tomando mediciones de la presión arterial unas 10 veces diarias. Si se hacen más mediciones al día, el tiempo se reduce. Para cargar el reloj, hay que sujetarlo a un accesorio que se encaja en el borde del brazalete.
Aunque el HeartGuide puede lucir como un reloj inteligente desde lejos, una mirada de cerca revela sus limitaciones. Pero ese no es el punto. Está dirigido a cualquiera que busque un reloj para controlar su presión arterial, necesite realizar lecturas en cualquier momento y esté dispuesto a pagar bastante más por esta comodidad. Mientras que un tensiómetro estándar puede costar alrededor de US$30 en una farmacia, el HeartGuide se vende por US$500.
omron-hg-doctor.jpg
Llevé el reloj a la consulta de mi médico. Los resultados coincidieron.

Llevé el HeartGuide a mi chequeo médico en Manhattan y pregunté a mi doctora qué pensaba sobre él. Mientras ella tomaba mi presión arterial manualmente, con un estetoscopio, usé el HeartGuide para obtener mi propia lectura. Los resultados se alinearon (dentro de un margen de 10 puntos) con los de la lectura de la doctora. Le conté que desde que uso el reloj ha aumentado el número de mediciones que me hago. Cuando se enteró del precio, su pregunta fue: "¿Pero quién va a usar esta cosa?". Y "¿No hay monitores de presión arterial que cuestan mucho menos?". Las respuestas a ambas preguntas son: no está claro quién lo usará y sí, hay monitores que cuestan mucho menos. En ocasiones, los brazaletes de los tensiómetros regulares no proporcionan mediciones muy precisas para personas con brazos gruesos como los míos, y por eso valoro mucho que el HeartGuide funcione bien hasta el momento. Pero, sí, hay otras formas de controlar la presión arterial. Y dado que la presión arterial es una medición puntual única, no un proceso continuo como el monitoreo de la frecuencia cardíaca, no es necesario tenerlo en la muñeca todo el tiempo.
10-omron-heartguide.jpg
El HeartGuide de Omron es voluminoso y caro, pero funciona y es fascinante.
Una señal de hacia dónde apuntan Samsung y otras empresas
El reloj Galaxy Watch Active de Samsung sugiere la posibilidad de medir la presión arterial a través de la aplicación "My BP Lab", a la que pueden acceder quienes tienen uno. Pero, para ser claros, el reloj de Samsung aún no realiza mediciones reales de la presión arterial para uso médico: se trata de una aplicación de investigación realizada en colaboración con la UCSF (Universidad de California en San Francisco), muy parecida a la que Samsung puso a disposición en el Galaxy S9 el año pasado, y sus resultados no están garantizados. (Aún no la he probado).
Pero los relojes inteligentes podrían no ser los únicos dispositivos vestibles que analicen la presión arterial. Recientemente me reuní con representantes de Valencell, una empresa que desarrolla componentes ópticos para medir la frecuencia cardíaca para otros dispositivos vestibles, y probé un sensor de presión arterial basado en audífonos. Según Valencell, ese sensor para audífono (o un sensor para dedo) podría llevar a un dispositivo vestible para medición de la presión arterial aprobado por la FDA en el futuro.
Omron no pretende que el HeartGuide sea un dispositivo de uso cotidiano para todos: de hecho, parece estar destinado a hombres mayores que tienen suficientes ingresos disponibles para pagarlo. Pero, con suerte, es una señal de hacia dónde podría dirigirse una tecnología para medir la presión arterial más asequible y vestible.
El HeartGuide de Omron es es voluminoso, tiene un extraño brazalete inflable y es caro... pero funciona y es fascinante. No me gustaría usarlo todo el tiempo. Pero aún no existe un reloj similar que tome la presión arterial y esté aprobado por la FDA. Y nos da una pista de lo que debería ser el próximo gran avance en la tecnología vestible para la salud.

Fuente: El HeartGuide de Omron: Mi vida con un reloj inteligente para la presión arterial