Elegir un smartwatch para niños

17 Jul 2013
272
109
www.swmania.com
#1
A la hora de escoger un smartwatch-localizador para niños, hay que tener en cuenta que no estamos ante un smartwatch al uso cuya función principal sea la instalación de aplicaciones o gestión de notificaciones.
No estamos hablando de smartwatches para jugar o llevar todo el día puesto. Son modelos para situaciones concretas en que necesitamos comunicación y localización
Los relojes que hemos probado son dispositivos de seguridad para un uso ocasional en caso de necesitar o querer conocer la ubicación de un niño/a o comunicarnos con ellos de manera básica, por ejemplo en viajes o excursiones.
450_1000.jpg
Si te has decido a comprar un reloj-localizador para niños, éstos son los aspectos clave y características a tener en cuenta para poder acertar en la elección.
Dimensiones y pantalla
Siendo un dispositivo que van a usar niños/as de corta edad, el reloj no debería tener un tamaño demasiado grande. Si resultara incómodo o pesado perdería parte de su utilidad al tener más dificultades para colocarlo. La apariencia de los relojes para niños suele ser llamativa, con diseños más bien infantiles y coloridos.
En cuanto a la pantalla, no es necesario tampoco que posea una diagonal muy grande ni tampoco disponer de un panel con gran resolución pues la interacción se realizará básicamente con los botones físicos, para facilitar la tareas y no depender de interfaces liosas para los más pequeños. Por ello tampoco es necesario que sea un panel de tipo táctil. Los botones físicos sí que conviene que sean fáciles de activar y su funcionalidad esté clara incluso en el diseño.
450_1000.jpg
Una característica que sí que es esencial en la pantalla es el brillo y contraste. Si en ambos casos estamos ante una pantalla con valores altos, ganaremos visibilidad en exteriores, algo muy recomendable pues será el entorno principal en el que querremos que los niños usen el smartwatch.
Materiales y resistencia al agua
En un reloj para niños, el uso de materiales resistentes es recomendable. Hay que tener en cuenta que las correas, mejor si son de silicona, suelen tener un solo tamaño. Si el cierre es sencillo pero seguro, es preferible a los de cierre de hebilla en caso de que quereamos que sean ellos mismos los que se gestionan la colocación del reloj. Si preferimos seguridad, hay modelos que detectan cuando los niños se retiran ellos el reloj y envían aviso a la aplicación que estemos usando para gestionar el reloj del niño.
Aunque en algunos casos no estemos hablando de modelos con un precio muy alto, al estar enfocados en los niños, conviene que además de materiales de buena calidad y robustos, el reloj cuente con resistencia al agua o al menos a las salpicaduras, de manera que lavarse las manos o un baño/ducha no termine con el reloj inservible.
375_142.jpg
GPS y conectividad
El elemento básico de los relojes para niños es la conectividad. Si la función principal es la de posibilitar la comunicación en caso de emergencia o a demanda, así como conocer la ubicación del niño en todo momento, es imprescindible que el smartwatch cuente al menos con conectividad 2G y por supuesto GPS.
Si el reloj tiene un precio muy asequible, por debajo de 30 euros, es bastante probable que ni incluya localización por GPS sino por triangulación de antenas de telefonía, de muy poca precisión
Este último punto parece baladí pero algunos modelos anuncian registro de la localización pero no la realizan con un chip GPS integrado sino que recurren al sistema LBS, que se basa en la triangulación de antenas de telefonía y que es insuficiente para realizar un seguimiento preciso de los movimientos del niño/a. Si detectas una oferta por debajo de 30 euros, muy probablemente se trate de una versión del reloj que no incluye posicionamiento por GPS, así que atento.
Funciones específicas de seguridad
Los relojes localizadores para niños incluyen de serie las funciones de llamada a números de su agenda, que suele estar limitada, así como el envío de la localización a un mapa de la aplicación instalada en el smartphone de los padres/tutores legales del menor.
Otras funciones interesantes y disponibles según el modelo son:
  • Llamada silenciosa. Una de las funciones más demandadas por los padres pero que implica un pérdida considerable de privacidad. Consiste en realizar una llamada al reloj de manera silenciosa, permitiendo escuchar por medio del teléfono con la app lo que va grabando el reloj del niño.
  • Botón SOS. Disponible en casi todos los modelos del mercado, pulsándolo unos segundos realiza una llamada a los números predeterminados en la aplicación o un mensaje de audio con la localización.
  • Zona de seguridad. En el mapa de la aplicación se puede configurar una zona segura. El reloj activa las notificaciones y alarmas en caso de que el menor salga de ducha zona delimitada por los padres.
  • Toma de fotografías. Algunos modelos incluyen una cámara de muy baja calidad que es capaz de tomar fotografías a distancia en caso necesario.
  • Avisos específicos. Se trata de notificaciones que podemos configurar para casos especiales como cuando el reloj se apaga por falta de batería o de manera voluntaria, así como si se retira de la muñeca.
Ya fuera de las funciones específicas de seguridad, si el reloj incluye modo medidor de pasos, podemos darle un uso secundario y útil al smartwatch que, con modos de insignia o logros, puede ser una motivación extra para que lo lleve el niño puesto.
Las recomendaciones de nuestras guías de compra con prueba se fundamentan en nuestra experiencia analizando todo tipo de dispositivos tecnológicos y el uso durante un tiempo en varias situaciones.
Para elegir el mejor reloj-localizador para niños hemos elegido cuatro de los modelos más conocidos y vendidos, tanto los de contrastada calidad como los especialmente exitosos por su bajo precio.
Para probar los cuatro smartwatches hemos escogido situaciones y escenarios reales con niños y un uso de dos semanas
Durante dos semanas los hemos utilizado en escenarios y situaciones reales con niños, probando todas sus funciones de seguridad, llamadas y localización tanto en ciudad como en zonas alejadas. También hemos recogido impresiones y detalles sobre el funcionamiento, configuración y calidad global del terminal tanto de los propios menores como de los padres que los han probado.
450_1000.jpg
Si pretendemos que un niño/a lleve uno de los smartwatches en viajes o excursiones, el atractivo visual es clave. Aquí los fabricantes son conscientes de ello y las propuestas son en general llamativas por su colorido.
Una vez colocados sobre la mesa los cuatro relojes a analizar, el azul y naranja del modelo de Alcatel fue el claro ganador. Su diseño es el más parecido de todos a un juguete. Casi igual de atractivo resultó el modelo de Ksix, con diseño basado en dibujos y personajes que ocupan casi todo el frontal del reloj. Los otros dos, salvo por el color y materiales, no destacan demasiado.
450_1000.jpg
 
17 Jul 2013
272
109
www.swmania.com
#2
CONTINUACIÓN:
El modelo de SZBXD es el que más ha defraudado a nivel de acabado, materiales y foco en los niños más allá de su interfaz, que sí que es muy infantil. Exteriormente tiene aspecto más clásico y de acabados de baja calidad, mientras que el modelo Q50 (Hangang) resulta demasiado básico tanto en apariencia como en acabados.
Un elemento imprescindible en un reloj de este tipo es la conectividad. El acceso a la ranura para la tarjeta SIM conviene que no sea sencillo para el niño. En caso del reloj Ksix Kidsafe Watch, la ranura queda accesible simplemente levantando una pestaña de goma en el lateral, junto al acceso al puerto microUSB para la carga.
El resto de modelos requieren de un destornillador para poder colocar la SIM. Al principo puede molestar pero a largo plazo es una solución más segura. El modelo SZBXD es de nuevo el peor de todos en este apartado al requerir hacer palanca para extraer la carcasa, acción que se realiza por fuerza bruta y sin instrucciones de ningún tipo al respecto.
450_1000.png No presenta dificultad pero en modelos como el Q50 es necesario mover la batería para colocar la microSIM en el interior del smartwatch
El sistema mejor pensado es el que encontramos en el Alcatel. La colocación de la tarjeta nanoSIM se debe realizar con ayuda de un pequeño destornillador que viene en el paquete (además con la buena idea de dos tornillos de reemplazo). La apertura es la más sencilla de todas, y no hay que retirar ningún elemento interno como baterías. Basta desatornillar, colocar la SIM y volver a cerrar.
Como en los otros relojes, es necesario desactivar la petición del PIN de la SIM en un teléfono móvil previamente a la colocación de la tarjeta en el smartwatch.
Al menos la resistencia a salpicaduras y polvo es recomendable en los relojes para niños. Solo el Alcatel y modelo de Ksix cumplen con esa condición
En cuanto a resistencia al agua y polvo, de los modelos analizados, solo el Alcatel y el de Ksix tienen protección contra salpicaduras. El Alcatel ofrece resistencia IP65. En ninguno de los casos son relojes que pueden sumergirse.
La apariencia de un smartwatch para niños sirve de poco si no acaba de funcionar como debería. En nuestra prueba hemos analizado la calidad de las llamadas, cobertura, sonido y precisión de la función de localización de los cuatro teléfonos para niños.
Por la poca calidad de sonido y duración de la batería, no son relojes para que sirvan para hablar por teléfono sino para comunicaciones esporádicas o envío de mensajes de voz cortos
Con las funciones de llamada, los resultados son bastante similares. Ningún smartwatch de los probados está pensado para que sea usado largo tiempo como teléfono. La batería se reduce de manera considerable y por el uso de altavoces no hay privacidad en las comunicaciones. Además el sonido tiene un volumen bajo y no son utilizables en entornos muy ruidosos ni para la grabación de audio ni para la escucha.
El único reloj que tiene funciones de llamadas como tal es el SZBXD. En su caso hay incluso teclado para marcar, así como aplicaciones de juegos o cámara, algo que no hemos recomendado que disponga un reloj para emergencias y localización.
450_1000.jpg
El resto de smartwatches se comunican de dos maneras con el teléfono de los padres o tutores. Por un lado tenemos el botón de SOS, que manteniéndolo pulsado realiza una llamada directa a los números asociados en la aplicación o incluso al 112 por defecto si así lo configuramos. Es el caso del modelo de Alcatel, aunque antes de llamar a ese 112 el smartwatch requiere de confirmación por parte del menor.
El modelo de Alcatel permite gestionar una agenda para la que hay un botón de llamada (el izquierdo superior). El sonido es solo correcto para una llamada corta, no pienses que puedes usarlo como teléfono para una comunicación larga o frecuente.
El otro modo de comunicación por voz es diferente según cada reloj. El Q50 graba mensajes de voz mientras mantenenos pulsado el botón de acceso directo a los números asociados. El padre/madre recibe ese mensaje de voz en la aplicación, saltando en las notificaciones del smartphone si así lo tenemos determinado. Lo mismo ocurre con el modelo de Alcatel, del que nos ha gustado la manera en que señala los mensajes que están sin contestar. También en el de Alcatel es más intuitivo para el menor la escucha de esos mensajes.
El modelo Ksix Kidsafe Watch tiene un extra en la gestión de permisos para realizar llamadas al reloj del niño. Los números añadidos a la lista familiar pueden realizar llamadas al reloj así como conocer su localización si le hemos dado permiso en la aplicación Wherecom. La lista de números alternativa solo pueden realizar llamadas pero no conocer la localización.
Una de las funciones más demandadas es la de llamada silenciosa o espía. Ningún terminal de los probados la ofrecía y hay que recordar que es sumamente invasiva en la privacidad
De las funciones más controvertidas tenemos como destacada la llamada silenciosa o función espía. El único reloj que la incluye en teoría es el Q50, pues en nuestro caso no estaba presente en la aplicación asociada. Esa función es especialmente intrusiva con la privacidad tanto del niño como especialmente de quienes estén siendo escuchados cuando la usamos, pues no tienen en ningún momento constancia de lo que está ocurriendo.
En la experiencia con un smartwatch para niños, la aplicación asociada tiene mucha importancia. Con ella se va a configurar el reloj y se va a usar para la gestión de localizaciones, números de teléfono de la agenda y opciones extra.
El único reloj de la comparativa que cuenta con su propia aplicación es el Alcatel. La aplicación, disponible tanto para iOS como para Android, se llama Move time, es gratuita y no incluye publicidad. Entre sus opciones están las imprescindibles como la geolocalización del reloj en un mapa, avisos si se sale de una zona de seguridad que marquemos en un mapa, o llamadas de emergencia a contactos seleccionados.
450_1000.png Las aplicaciones son muy simulares en algunas partes, como la mensajería de voz. A la izquiera la aplicación de Alcatel, a la derecha la de SeTracket. En medio, captura de los avisos de llamadas o salidas de la zona segura
Para usarlo es necesario registrarse con una cuenta de Alcatel, que nos enviará un mensaje de confirmación al correo con el que nos demos de alta. Una vez dentro, para usar la aplicación es necesario contar con un smartwatch de Alcatel, del que debemos indicar el IMEI.
Conocer el IMEI del reloj y el número de teléfono de la SIM es imprescindible para configurar en las aplicaciones los smartwatches. En todos los casos podemos escanear un código QR para automatizar el registro
Los otros tres smartwatchs analizados no tienen una aplicación definida propia del fabricante. Recurren a soluciones de terceros como SeTracker (Q50 y SZBXD) o Wherecom (Ksix). En estos dos casos la configuración no es muy rápida, requiere de registro previo, introducir correo y teléfonos y la gestión de opciones no es tan intuitiva como en el modelo de Alcatel, la más parecida a una app común del teléfono.
450_1000.png Las dos interfaces más conseguidas. A la izquierda la mejor para nosotros, SeTracker. A la derecha, la de Alcatel, propietaria y más parecida a una app "seria"
En todos los casos conviene que la tarjeta SIM haya sido activada antes de menterla en el reloj. Para elo basta con insertarla en un teléfono y realizar una llamada/navegación por Internet.
Es la función estrella de los smartwatches para niños y la más útil. Su funcionamiento es bastante similar en todos los relojes, y dado que todos ellos cuentan con GPS, la precisión y fiabilidad de sus datos es parecida.
El modelo Q50 nos resultó el más rápido recibiendo información de los satélites, y aunque cerca de edificios o cuando el menor está dentro, comete bastantes errores de localización, en exteriores su precisión es muy fiable. Basta con tocar en el botón del mapa para que, en cualquier momento nos sitúa el reloj del niño en el mapa con precisión de unos pocos metros.
Si elegimos el modo de seguimiento podemos trazar una ruta seguida por el niño con la precisión que hayamos determinado. En un parque o sitio cerrado necesitaríamos la máxima, lo que agota en apenas 4-5 horas la batería.
El modelo Q50 es el más rápido y preciso en exteriores mientras que el de Alcatel comete menor errores dentro de edificios
Este reloj Hangang Q50 permite fijar una zona de seguridad fuera de la cual se nos avisaría por mensaje de que el niño ha salida de la misma. Funciona de manera exacta pero el aviso es un simple mensaje en la aplicación. Sería preferible una llamada o alarma que nos avisara en caso de estar despistados y no dentro de la aplicación y mirándola continuamente.
450_1000.png En Q50 permite tres opciones en el mapa: localización puntual, seguimiento preciso y creación de una zona de seguridad
El modelo de Alcatel y el de Ksix funcionan de manera similar. Los dos disponen de localización en el mapa, seguimiento del niño creando una ruta posterior que podemos seleccionar por fecha e incluso hora, así como fijación de zonas seguras. El modelo de Ksix nos ofreció en interiores una precisión similar a la del Q50, con error de más de 50 metros en algunos casos.
La precisión del GPS de los smartwatches para niños es suficiente para la localización y seguimiento en exteriores, pero comete errores importantes cuando estamos dentro de edificios
El mejor cuando estamos en interior es el Alcatel. No llega a acertar completamente pero su margen de error es el menor de todos, del orden de unos 10-20 metros respecto al edificio en que se encuentra el niño.
En cuando al modelo de SZBXD, la localización no es su fuerte, y como pasaba con las llamadas, son aspectos que se han dejado de lado o están mal implementados mientras se han centrado los esfuerzos, pocos, en colocarle cámara, un juego que no funciona bien y demás extras poco aprovechables para la seguridad de un niño. Nada recomendable.
En un reloj que queremos usar para mantener en todo momento contacto con el niño/a y tener activada la localización, la autonomía es un dato crítico y al que hemos prestado especial atención en nuestras pruebas de campo. Los resultados nos han defraudado bastante y se alejan mucho de las cifras que dan los fabricantes, que no se alcanzan nunca.
Con patallas OLED y de pequeño tamaño, el principal gasto de batería no está ahí sino en la función de localización. Todos los teléfonos incluyen modos de ahorro de energía que reducen la toma de datos de posicionamiento, por lo que son opciones para conocer la situación de los menores pero no válidas para un seguimiento.
En el caso de que queramos tener un seguimiento minucioso de una ruta seguida por el menor con precisión de unos pocos metros, la batería apenas nos durará medio día. En todos los casos que hemos probado.
450_1000.jpg
La mejor autonomía la ha ofrecido el Ksix Kidsafe, que es el unico que, con seguimiento GPS, es capaz de aguantar más de un día de uso. Todo los demás bajan la carga a una velocidad que no nos asegura llegar al final de la jornada con el modo de seguimiento GPS a la máxima precisión. En todos los casos, la llegada de la batería por debajo del 20% provoca avisos que nos llegan a la aplicación para avisarnos.
Un apartado importante es el de la carga de los relojes. La mayoría de ellos cuentan con sistema de carga con puerto microUSB en un lateral, protegido por una pestaña de goma que no suele ser muy sencilla de retirar y que en los dos teléfonos más asequibles (Hangang y SZBXD) nos parecen demasiado endebles y candidatos a que los niños acaben por arrancarlas o se acaben rompiendo por el uso.
La excepción es el modelo de Alcatel, cuyo sistema de carga no usa un cable microUSB estándar sino uno con pines de fijación. Esto le permite ser resistente al agua pero debemos cargar con ese cable específico en caso de viaje y si por ejemplo el niño va solo, no podrá pedir a un adulto un microUSB en caso de que se le pierda. Es el modelo que más tarda en cargarse, una media de tres horas. Para el resto bastan dos horas, que en todo caso me parece una cifra muy alta para la capacidad de sus baterías.
 
12 Oct 2016
1.449
653
#3
Gracias @sofort por compartir
Más de unos padres tendrán dudas sobre este tipo de smartwatch para niños
 

OWL

Moderador
24 May 2015
1.179
726
las Palmas de Gran Canaria
#4
Los dos modelos que he tenido la oportunidad de probar han hecho gala de una calidad de construcción nefasta, con una durabilidad que desaconsejan su adquisición, sin contar con lo farragoso y poco probable de obtener una configuración exitosa. Reloj segundo de ellos ni siquiera fue capaz de ultimar la configuración, al menos encendía. También hay que tener en cuenta que en Alemania se han prohibido en los colegios y en España, aunque no están regulados, quedan a criterio del centro la autorización para usarlos.
Hasta ahora , según mi experiencia, no deja de ser otro producto que promete mucho ... y ya, porque lo que es cumplir lo que promete pareciera estar diseñado por cualquiera de nuestros políticos.
 
17 Jul 2013
272
109
www.swmania.com
#5
Gracias @sofort por compartir
Más de unos padres tendrán dudas sobre este tipo de smartwatch para niños
Hay tantas opciones y necesidades, que supongo no será muy rápido decidir y acertar con lo que se necesite.
Los dos modelos que he tenido la oportunidad de probar han hecho gala de una calidad de construcción nefasta, con una durabilidad que desaconsejan su adquisición, sin contar con lo farragoso y poco probable de obtener una configuración exitosa. Reloj segundo de ellos ni siquiera fue capaz de ultimar la configuración, al menos encendía. También hay que tener en cuenta que en Alemania se han prohibido en los colegios y en España, aunque no están regulados, quedan a criterio del centro la autorización para usarlos.
Hasta ahora , según mi experiencia, no deja de ser otro producto que promete mucho ... y ya, porque lo que es cumplir lo que promete pareciera estar diseñado por cualquiera de nuestros políticos.
Ya. Muchos tienen apariencia poco seria, además. Y otro problema es que las grandes marcas de wearables de calidad ofrecen muy pocos.
Yo creo que más para el cole, son más viables para cuando se va con ellos de compras o al parque a jugar, (por ejemplo) y los niños tienen tendencia a irse de exploración en el primer descuido.
 

OWL

Moderador
24 May 2015
1.179
726
las Palmas de Gran Canaria
#6
Como en todo, dependerá del uso o mal uso que les des a las cosas, en Alemania se prohibió porque los padres usaban el dispositivo para espiar lo que hacían en clase, eso generó una polémica acerca de la privacidad.
 

Breixo

Administrador
27 Mar 2013
6.017
2.044
Cangas do Morrazo
www.swmania.com
#7
Gracias @OWL, sin duda cuentan mucho experiencias como las que nos comentas.
Un smartwatch así para vigilar a un niño me parece excesivo... no me extraña que lo hayan prohibido en Alemania :sweatsmile: