REVIEW ASUS VivoWatch BP

17 Jul 2013
348
192
www.swmania.com
#1
En La última Computex 2018, ASUS mostró en primicia el ASUS VivoWatch BP, un smartwatch que mide de manera precisa la presión sanguínea, el ritmo cardiáco y a su vez nos muestra en tiempo real un electrocardiograma, recoge nuestra actividad física diaria, nuestra manera de dormir e incluso nos presta asistencia si es necesario. Todo ello aderezado con una gran autonomía y una app propia para gestionar todo.

Con la gran cantidad de modelos de smartwatches que hay hoy en día, y como ocurre con el mercado de los smartphone, la mejor manera de desmarcarse es ofreciendo alguna característica que resulte novedosa. En esta ocasión, el ASUS VivoWatch BP tienen como misión ser nuestro asistente de salud cotidiano al integrar un asistente médico y los sensores PPG y ECG, una función muy interesante tanto para personas mayores como deportistas que necesiten saber en todo momento su ritmo cardiaco o presión sanguínea. Hay que considerar un notable innovación en cuanto a portabilidad y rapidez de uso, pero como todo en esta vida, primero hay que ponerlo a prueba.
Características Técnicas
ASUS-VivoWatch-BP-carcteristicas-tecnicas.png
Unboxing

El ASUS VivoWatch BP viene empaquetado en una caja azul claro y blanco, en clara referencia a la salud y el bienestar. En este frontal destaca una fotografía del smartwatch y desglosa algunas de sus funciones más importantes. Al abrir la tapa superior, encontramos tres compartimentos. En el central se encuentra el ASUS VivoWatch BP y en los laterales los diferentes accesorios. El conjunto corresponde con:
  • ASUS VivoWatch BP.
  • Cable de carga.
  • Estación de carga.
  • Manual de uso.
Diseño
Lo primero que llama la atención es el diseño del ASUS VivoWatch BP es su forma rectangular con bordes curvos en lugar de la típica forma circular. Este diseño viene dado por la inclusión del electrodo ECG que realiza el cardiograma y el sensor PPG para realizar una fotopletismografía, ambos situados en el frontal izquierdo.
El material principal es el plástico, a excepción de los sensores. En el frontal se encuentra, además, su pantalla táctil LCD a color de alto contraste. En el borde izquierdo se halla el botón HOME para volver a la pantalla principal o desbloquear el ASUS VivoWatch BP. En el borde contrario, están los pines de carga que hacen contacto con la estación de carga. En la parte trasera, unas placas de metal son los electrodos necesarios para el electrocardiograma, mientras que la zona central la ocupa el sensor de presión sanguínea y ritmo cardiaco.
Por último, la pulsera removible está fabricada en silicona de grado médico hipoalergénica, lo que la hace biocompatible al contacto con la piel.
Una vez colocado el smartwatch, la sensación parece ser buena y la correa posee un buen agarre, sin embargo, la mayor envergadura horizontal del dispositivo puede no resultar tan cómoda para alguna personas como la esfera típica de los relojes convencionales, y por la cual también han abogado la mayoría de smartwatches.
El ASUS VivoWatch BP también cuenta con protección IP67 contra polvo y agua, en el caso de esta última no superior a un metro de profundidad o media hora.
Rendimiento
Antes de usar el smartwatch, es necesario bajarse e instalar la app Asus HealthConnect desde Google Play o App Store. Una vez hecho esto, será necesario seguir los pasos del asistente para emparejar nuestro dispositivo mediante Bluetooth, algo que puede llevar algún tiempo o quebradero de cabeza, por lo difícil que puede resultar el emparejamiento. Si hemos conseguido emparejar ambos dispositivo, deberemos calibrar el ASUS VivoWatch BP con la ayuda de algún dispositivo de medición de la presión sanguínea.
Con el ASUS VivoWatch BP correctamente configurado, entramos al sistema operativo KoodOS. El sistema es realmente sencillo e intuitivo, sin menús innecesarios o recargados. Podremos movernos hacia lo lados para mostrar otras características como el seguimiento del ritmo cardíaco, los pasos, el ejercicio realizado o la calidad del sueño. Si deslizamos hacia arriba o abajo, podremos ver más información de esa característica.
Una de las más importantes y a destacar es la pantalla de medición, a la que podremos acceder al deslizar hacia la derecha desde la pantalla principal. En ella se nos pedirá que coloquemos el dedo índice en el electrodo frontal. Gracias a ese electrodo y al sensor PPG se nos medirá la presión sanguínea en un tiempo determinado entre 15 y 30 segundos. Esta lectura puede en ocasiones no comenzar, ya sea por algún factor como el estado de la piel o la correcta posición de los sensores. Si no es al primer intento, suele funcionar al segundo o tercero. Tras finalizar la correcta medición, se nos presentarán varios valores: el ritmo cardíaco, la presión sistólica, la presión diastólica y el nivel de estrés. En muchas ocasiones, hemos podido suponer que los valores eran correctos, en alguna otra, tras hacer deporte, la lectura mostraba un valor inusitadamente bajo del ritmo cardíaco con respecto a lo que debería mostrarse tras realizar un actividad física. Es realmente aconsejable calibrar el ASUS VivoWatch BP de vez en cuando para lograr un mayor porcentaje de lecturas acertadas y fiables.
Aparte de realizar esta medición más exhaustiva de forma manual, el ASUS VivoWatch BP suele medir periódicamente y de forma automática el ritmo cardiaco.
Si vamos a realizar ejercicio en exteriores, contamos con un GPS que nos mide la distancia, la velocidad y el camino trazado.
vivowatch-bp-software-1.jpg
vivowatch-bp-software-8.jpg
vivowatch-bp-software-7.jpg
vivowatch-bp-software-6.jpg
vivowatch-bp-software-5.jpg
vivowatch-bp-software-2.jpg
vivowatch-bp-software-4.jpg
Todos los valores recogido durante el día en lo que respecta a ejercicio, pasos, sueño, presión y ritmo se almacenan en la memoria del reloj y son sincronizados posteriormente con la app HealthConnect cuando es requerido. Esta sincronización demora a veces algunos segundos. Ello permite hacer un seguimiento de nuestro organismo y conocer tanto los valores actuales como los almacenado de los días previos. Para ello, en la pantalla principal de la app, podremos pulsar en cada valor para acceder a una información más detallada. Lo mejor sin duda, es poder ver todos esos datos en diagramas o gráficos que informan de manera muy visual.
Hay otras características de las que dispone este ASUS VivoWatch BP. Una de las principales funciones es la de ser un asistente médico, que en base a lo datos recogidos por el reloj junto a algunos datos físicos que se nos requerirá insertar como el peso o la altura, permite alertarnos o recomendarnos consejos.
Es posible a su vez, añadir recordatorio de toma de medicamento u otros datos. Otras funciones como alarmas y notificaciones de nuestro smartphone son las habituales que se pueden encontrar en cualquier otro modelo.
Batería
Una de las mayores virtudes anunciadas de este ASUS VivoWatch BP era la larga autonomía que poseía: hasta 28 días de duración con sus solo 369 mAh. Durante nuestro testeo, hay días que hemos hecho varias mediciones de presión y otros menos, también como es normal, hay días que hemos hecho más ejercicio que otros. En total, la batería nos ha durado un máximo de 16 días, muy superior a lo habitual en otros relojes inteligentes pero algo alejado también de lo prometido. Sin embargo, las autonomías máximas de la compañías son realizadas en las condiciones más idóneas. En nuestro caso, si hubiésemos realizado menos mediciones, mantenido el brillo al mínimo siempre o desactivado el GPS, seguramente hubiéramos obtenido mejor autonomía. Es un valor siempre subjetivo en función de su uso.
La carga del ASUS VivoWatch BP se realiza de manera sencilla al encajar el cuerpo del reloj en la estación de carga y asegurándose de que los pines miran hacia abajo y la pantalla hacia afuera. El reloj se mantiene estable en esa posición y sin riesgo caídas. La carga completa puede llevar en torno a un hora o hora y algo.
Conclusión:
El ASUS VivoWatch BP es un smartwatch innovador en algunos aspecto como decíamos al principio. Es una gran idea la planteada por Asus, ya que es un herramienta que puede venir viene tanto a deportistas como a personas mayores, o gente que quiera o necesite conocer que tal es su ritmo cardíaco, además, de todas las funciones ya conocidas de los smartwatches. El problema que se plantea siempre en el primer acercamiento a una innovación es la falta de depuración de fallos. En este caso, los sensores muy esporádaicamente y el diseño puede mejorarse, es algo aparatoso e incluso puede llegar a molestar.
El tiempo de sincronización de datos con la app o la dificultad de emparejamiento son otros problemas achacables
. Por otra el asistente médico o su gran autonomía son dos de las grandes bazas de este ASUS VivoWatch BP.
Por lo tanto partimos de una gran idea de base, con algunos fallos de software que se pueden mejorar vía actualización, aunque en lo que respecta al diseño, quedará pendiente para otro modelo. Su precio estimado en el mercado está en torno a los 150€.
VENTAJAS E
INCONVENIENTES:
+ Gran autonomía.
– Tamaño demasiado grande.+ Buena integración del asistente médico.– En alguna ocasión la lectura no es tan precisa.
+ La app es muy completa.
– El emparejamiento con el móvil se hace complicada en ocasiones.
 
Última edición:
7 Feb 2019
2
1
#3
¡Hola!, os cuento mi experiencia con este smartwatch:

En realidad no mide la presión arterial (se necesita un aparato que comprima las arterias para medir su presión), sino que la calcula a partir del tiempo que transcurre desde que el corazón late hasta que la arteria del dedo se dilata por el latido. A este tiempo se le llama "pulse transit time" (PTT) o tiempo de tránsito del pulso.
Para obtener el PTT el reloj dispone de un sensor de electrocardiograma (ECG) que detecta la señal eléctrica del corazón para saber cuándo se ha producido el latido, y un sensor óptico capaz de "ver" el flujo de sangre y así detectar cuándo el impulso ha llegado a la arteria.
El PTT está directamente relacionado con la presión arterial, pero cada persona tiene variaciones fisiológicas individuales que hacen necesario un "calibrado" del reloj para que el cálculo del PTT se ajuste a la presión arterial de la persona que va a llevar el vivowatch bp.
Por tanto, se necesita un aparato medidor de presión convencional para calibrar el vivowatch. Esto es muy importante para obtener mediciones precisas. Tienes que utilizar un medidor de presión de manguito hinchable, o acudir a una consulta médica, para conocer tu presión arterial precisa y, en ese momento, introducir ese valor medido en el vivowatch para que quede calibrado. Además, esta calibración conviene repetirla de vez en cuando para mantener el vivowatch perfectamente calibrado.

Una vez contado todo este rollo, os cuento mi experiencia. AVISO: No soy médico ni tengo conocimientos de medicina.
He tomado 9 medidas con un tensiómetro OMRON tradicional (de manguito hinchable) y otras tantas medidas con el vivowatch BP.
Las medidas no eran simultáneas (a la vez con ambos aparatos) porque pensé que comprimir la arteria podía alterar la propia presión arterial que estaría midiendo el vivowatch, y por eso esperaba a terminar la medición con el tensiómetro para después medir con el vivowatch.
Estos son los resultados (antes de que me digáis nada... lo sé, tengo la tensión alta, por eso compré el vivowatch, para controlarme):

OMRON VIVOW DIFERENCIA
131/89 138/91 +7/+2
139/88 136/89 -3/+1
127/92 131/88 +4/-4
143/91 136/91 -7/0
127/92 132/97 +5/+5
130/89 136/95 +6/+6
132/88 135/93 +3/+5

La diferencia media en la presión sistólica (alta) entre ambos aparatos es de 5 mm/Hg que corresponde a un error medio del 3,8%.
La diferencia media en la presión diastólica (baja) entre ambos aparatos es de 3,2 mm/Hg que corresponde a un error medio del 3,8%

MI VALORACIÓN: Las medidas de vivowatch son suficientemente precisas, y creo que podemos confiar en ellas como valor bastante aproximado de la presión arterial real.

A TENER EN CUENTA: Que las medidas de ambos aparatos sean distintas no necesariamente implica error, puesto que están tomadas en tiempos diferentes. De hecho suele haber diferencias entre dos medidas consecutivas tomadas con el propio tensiómetro OMRON, seguramente porque la presión tiene pequeñas variaciones en el tiempo, o porque el propio hecho de medir lleva implícito siempre algún error.

Además de medir la presión arterial, el vivowatch se acompaña de una APP (Asus Health Connect) para el smartphone que almacena los valores de presión medidos, la horas de sueño, muestra notificaciones de llamadas, correos whatsapps, etc. La conexión bluetooth es estable y no he tenido problemas de desconexión.
Puede programarse una medición continua (cada 15 minutos) de un parámetro que llaman "índice de tiempo de tránsito de pulso medio", cuyo significado no está explicado en la app y que parece una medición continua de la presión arterial, que se hace automáticamente sin que tengamos que poner el dedo sobre el sensor óptico y de ECG. No estoy seguro de qué es lo que mide, pero sus resultados se anotan en la misma tabla que las mediciones manuales de la presión sin diferenciarlas de ellas.
Si realmente mide de forma automática la presión arterial cada 15 minutos es una función muy interesante.

A FAVOR:
- Mediciones precisas de la presión arterial de forma sencilla en cualquier momento y lugar
- Ligero, no pesa apenas, no se nota que lo llevas.
- Buena pantalla transreflectiva siempre visible. No se necesita "giro de muñeca" o pulsar un botón para ver. OJO: este tipo de pantallas no tienen tanto brillo como las pantallas OLED y pueden parecerte algo "apagadas" en interiores con poca luz. Yo las prefiero para un reloj porque siempre están activas, y a plena luz del día se ven mejor que las OLED.
- Batería de gran duración (28 días según el fabricante). En dos días de uso he consumido 4% de batería, con uso intensivo (aunque sin GPS activado).

A MEJORAR:
- No permite configurar un horario "no molestar" para que no te lleguen notificaciones por la noche.
- El diseño... digamos que no es bonito.

EN RESUMEN: Un smartwatch imprescindible para quienes se preocupen por su presión arterial.
IMG_20190206_203357.jpg
 
Última edición: